18/12/14

DISEÑO DE POLÍTICAS SOCIALES (2014) de Fernando Fantova

Diseño-de-políticas-sociales-667x1024.jpg

 

El final de año nos ha traído una novedad bibliográfica de gran trascendencia. Fernando Fantova ha publicado un nuevo libro titulado DISEÑO DE POLÍTICAS SOCIALES (2014) -se puede adquirir aquí-. Obra, que de alguna manera, completa su ya clásico trabajo MANUAL PARA LA GESTIÓN DE LA INTERVENCIÓN SOCIAL (2005).

Fernando ha sido sucesivamente y es también en estos momento muchas cosas en el campo social: activista, voluntario, sociólogo, trabajador, educador, consultor, gestor, político, académico (al margen de la universidad) ... Pocas personas entre nosotros, si es que hay más, han vivido tantos papeles y puntos de vista en materia social como él. Lo ha hecho además en una Comunidad Autónoma como Euskadi con unos servicios sociales públicos, una sociedad civil y un tercer sector que están por encima de la media estatal, tantos en términos cuantitativos y cualitativos. Estamos pues ante reflexiones que merecen ser tenidas muy en cuenta, habida cuenta del acervo que las precede y del aliento de futuro que las impulsa.

Aun no he podido leer el manual de forma completa. Pero he compartido, aunque sea muy parcialmente, el proceso de generación del mismo con Fernando. Por tanto conozco algunas de las ideas fuerza del mismo. Es más, las comparto. E incluso, yendo un poco más lejos, Fernando apunta en el plano del debate intelectual a cuestiones que en el plano de la gestión práctica se dedica o quiere dedicar mi empresa.

Sin perjuicio de otras muchas reflexiones comparto con Fernando el necesario carácter universal, integral y comunitario de las políticas sociales. Comparto también que las políticas sociales deben ser entendidas en su complejidad sectorial, transversal e intersectorial. Y de nuevo, comparto con el autor que las políticas sociales no deben ser exclusivamente estatales, y que lo común, civil, social y comunitario pueden y deben ser sustrato sinérgico de lo público (entiendo como algo no solo estatal). Algo que no agradará a turboliberales y a ultraestatistas. Unos encontrarán este manual socialista y otros capitalista. Prueba inequívoca de que el mismo está bien plantado en un cauce central que es muy necesario en estos momentos para las sociedades occidentales.

Todo lo anterior nos lleva a la evidencia de que en materia social (entre otras) vamos a necesitar nuevos agentes, actores, perfiles, instrumentos y técnicas para un tiempo nuevo, en el que todo lo viejo no es material de derribo y todo lo que se presenta como vanguardia no siempre es de interés. 

Tiempos interesantes. ¡Que nos pillen con ideas y energía! 

Fernando aporta mucho en ambos campos.

 

PD: si, Fernando es mi amigo. Pero eso no invalida nada de lo que digo en este post. Estamos ante un libro de interés y utilidad máximas.

 

OTROS POSTS SOBRE TEMAS CONEXOS QUE QUIZÁS TE INTERESEN:  

13/12/14

TAXONOMIA DE LAS COOPERATIVAS DE VIVIENDA ESPAÑOLAS Y LA NECESARIA CONVERGENCIA CON OCCIDENTE

1288364772-378-018-sml.jpg

Hace meses que me ronda la cabeza escribir una líneas sobre lo que en España se entiende por cooperativa de vivienda y lo que, en otros lugares de la galaxia llamados Europa y Occidente se entiende por tal cosa.

Vayamos primero con lo que en España se ha entendido tradicionalmente por cooperativa de vivienda.

Por lo general, en las últimas décadas un proyecto cooperativo de vivienda es aquel en el que un conjunto de compradores de vivienda se agrupan en una cooperativa de promoción. La idea es que ellos van a ser los empresarios de su propia construcción. Van a contratar a un gestor de cooperativas. Van a comprar un suelo (o rehabilitar un edificio ya existente). Y cuando termine el proceso de promoción o rehabilitación van a dividir la propiedad del edificio, de forma que cada cooperativista va a ser propietario de una vivienda y de un porcentaje de los espacios comunes. Esto es lo que  se entiende por cooperativa de vivienda en nuestro país, al menos de forma casi hegemónica. Yo a esta especie la llamo FALSAS COOPERATIVAS. Y les doy este nombre por la siguiente razón: cuando se hacen con limpieza, formalmente son cooperativas, pero materialmente es poco mas que el traslado del riesgo financiero del promotor (propietario del suelo o del edificio y, a veces, incluso gestor de cooperativas) al comprador. No hay elementos de propiedad compartida. Más allá de mancomunar el riesgo financiero y, en algunos casos, conseguir una rebaja de precio (control de los costes por los cooperativistas) y/o cierta adaptación del programa constructivo de las viviendas a las demandas de los cooperativistas.

Este tipo de cooperativas de vivienda ha sido usado con profusión en España (millones de viviendas) y no siempre se ha hecho con limpieza. No recorreré la lista completa de fraudes y corruptelas. Pero muchos hemos oído hablar del propietario de suelo que impone a su gestor de cooperativas que mire más por el interés del empresario que por el de los cooperativistas. O también muchos hemos oído hablar de vivienda protegida promovida en régimen cooperativo en la que el suelo es regalado por la Administración en virtud del interés social de la fórmula cooperativa, pero que en realidad ha servido indirectamente para la financiación de ciertos sindicatos, organizaciones empresariales u ONGs próximas al poder. A este género, derivado degenerativo de la anterior especie, lo podemos llamar FALSAS COOPERATIVAS DEFRAUDADORAS.

En los últimos años ha surgido otro género de cooperativas de vivienda que también forma parte de las auténticas falsas cooperativas. Yo las llamo FALSAS COOPERATIVAS DEFENSIVAS. Carecen casi por completo de elemento cooperativo alguno, incluso en fase de promoción. Pues lo que mueve estas operaciones es que el propietario del suelo, promotor y gestor de cooperativas (aunque cambien los nombres, suelen ser la misma entidad o entidades aliadas) no asuma ningún riesgo financiero y que sean los compradores finales los que financien con sus medios la operación desde el minuto cero. Una prueba clara de si estamos ante una cooperativa de vivienda verdadera o impostada es comprobar quien realiza la captación de futuros cooperativistas. Si el propietario de suelo, promotor o gestor de cooperativas hace publicidad para encontrar cooperativistas es casi seguro que estamos ante una cooperativa defensiva.

No sé si es muy frecuente, pero en mi comunidad autónoma he visto un ejemplo de algo que va más allá de las Falsas Cooperativas Defensivas y Defraudadoras. Explico el caso y después discutimos sobre si son especie propia o un genero de la especie ya citada. Una Administración le vende suelo en condiciones muy ventajosas a un promotor inmobiliario que dice ser, en esta operación, gestor de cooperativas. Las viviendas se empiezan a construir cuando aún no hay un número suficiente de cooperativistas. Y cuando llega el momento de la entrega una parte pequeña de las viviendas se inscriben a nombre de los cooperativistas-compradores y el resto siguen siendo propiedad del promotor-gestor de cooperativas. A todo esto, la Administración aún no ha cobrado el precio del suelo y se ofrece a comprar una parte de las viviendas no vendidas para dedicarlas a alquiler público. Reunida la asamblea de cooperativistas (unos pocos compradores y el empresario) declinan la oferta, pues no quieren "degradar" el valor económico del edificio con los alquileres públicos (sic). Yo propongo llamar a este género de la especie que estamos revisando FALSAS COOPERATIVAS PATOLÓGICAS.

Supongo que, además de las falsas cooperativas que yo cito, el "ingenio" doméstico habrá dado lugar a muchas más especies, géneros y familias de cooperativas de vivienda españolas que en otro lugar de nuestro mundo no se les llamaría tal cosa.

Pues bien, frente a todo esto, en Occidente se entiende por cooperativa de vivienda una asociación de personas que promueven, usan y gestionan de forma colectiva uno o varios edificios. La diferencia fundamental es que el edificio una vez entregado no divide su propiedad entre los usuarios, sino que sigue siendo un bien y solo uno. Eso implica que el cooperativista es primero financiador, después propietario colectivo del bien en su conjunto, así como usuario de una de sus viviendas (una suerte de inquilino de un bien del que es propietario colectivo) y usuario de los espacios y servicios comunes que el edificio tiene a disposición de sus propietarios (comedor, lavandería, huerta, servicio médico, gimnasio ... -lo que los cooperativistas hayan considerado de interés para si mismos y pueden sufragar-). Para diferenciarlas de nuestras cooperativas de vivienda, vamos a llamar a esta especie AUTÉNTICAS COOPERATIVAS DE VIVIENDA.

Estas auténticas cooperativas de vivienda reciben en el resto del mundo todo tipo de nombres. A modo de ejemplo co-op housing, cohousing, housing cooperatives, cooperativas en régimen de cesión de uso, cooperativas de vivienda por ayuda mutua, propiedad-alquiler, sindicato de inquilinos, etc. Y son una forma de acceso a la vivienda masiva y normalizada en lugares como Escandinavia, Reino Unido, Alemania, Canadá EEUU o Uruguay. Cuando decimos masiva, nos referimos a realidades tales como que un tercio de los suecos o daneses vive en este tipo de viviendas. Y cuando citamos los lugares, comprobamos que no estamos hablando de lugares de interés menor, sino algunos de los países más desarrollados del mundo, siendo varios de ellos, además, muy igualitarios.

La esencia es mutualizar la capacidad de inversión y gestión y producir uno o varios edificios en los que los propietarios vivan de alquiler a un precio inferior al del mercado y con una tipología de vivienda y unos servicios comunes más adaptados a las necesidades de los usuarios que los que ofrecen los servicios públicos y el mercado.

Para que este tipo de viviendas existan como una solución habitacional masiva a disposición de la ciudadanía tienen que darse tres condiciones que en estos momentos no se dan en España, pero que van emergiendo. En primer lugar, la sociedad civil debe tomar un papel activo en la provisión de vivienda asequible, sin dejar todo en manos del estado. En segundo lugar, es necesario disponer de políticos y gestores públicos que vean en la sociedad civil organizada en materia de vivienda un instrumento privilegiado de ejecución de sus políticas públicas de vivienda. Y finalmente hace falta una banca que ofrezca financiación a largo plazo a tipos de interés moderados para este tipo de viviendas, edificios y parques.

Y cuando todo esto se da, ya no hay solo edificios y viviendas, sino que hay parques de vivienda asequible en manos de housing associations, entidades mercantiles privadas, profesionales, sin ánimo de lucro y que trabajan en colaboración con las Administraciones.

Concretando, los cooperativistas deben ser gente que por su cuenta se organice y mancomune recursos económicos, financieros, cognoscitivos y sociales. Los políticos y altos funcionarios deben poner suelo público y ayudas a disposición de las operaciones de este tipo que sean sólidas y de interés general. Y finalmente la banca pública, cooperativa, ética e incluso comercial general debe disponer de esquemas financieros para este tipo de viviendas.

Todo esto, de momento, entre nosotros no existe. Pero ya empezamos a ver algunos elementos indiciarios que apuntan a una cierta convergencia con el resto de la UE y Occidente en esta materia. Tengamos en cuenta trabajos de la sociedad civil tan interesantes como los de Sostre Civic, Trabensol, Habitat3, Cohousing Verde, Housekide, Eguensentia-Aurora, etc. Estamos hablando de proyectos con diferentes niveles de madurez. Algunos en su fase inicial. De momento, en términos sistémicos, testimoniales. Pero que tienen la capacidad de generar soluciones residenciales mucho más interesantes desde el punto de vista económico, social, público y medioambiental que muchos de los que hemos conocido hasta la fecha.

Dos son los principales retos que tenemos entre manos en estos momentos: que la sociedad civil sea más fuerte en esta materia y que la política y la administración vean en estos proyectos un aliado para sus políticas públicas (no solo de vivienda, también socio-sanitarias) y no solo un fenómeno difícil de encajar en las existentes rígidas normativas administrativas. Si hay un pacto sociedad civil - política - administración, el elemento financiero vendrá. Y si no lo quiere poner la banca comercial hegemónica, seguro que lo podrán ir poniendo entidades como Fiare, Coop57, Triodos, Cajamar o Laboral Kutxa con la ayuda de entidades financieras públicas como ICO, BEI, u otras que se puedan crear en los próximos años (Institutos Financieros de las CCAA, como por ejemplo el andaluz).

 

PD: la foto pertenece a un proyecto de co-op housing canadiense propiedad de una ayuntamiento (Toronto), un sindicato (de hostelería) y una housing association. Además de alojar a sus propietarios-inquilinos a precios asequibles, produce comida ecológica (azotea), dispone de un restaurante-escuela, así como otros espacios y servicios comunes, obtiene ingresos de la venta de alimentos sin procesar y procesados (menús del restaurante) y está diseñado para ser ecológicamente eficiente. Supongo que, entre nosotros, a un experto en derecho administrativo que trabaje para la Administración, a otro en derecho mercantil de un gran despacho o al alguien de un departamento de riesgos de un banco se les fundirán los plomos al leer esto. Pero parte del futuro va por aquí, si es que queremos converger con la UE y Occidente en materia de vivienda. Aunque también podemos seguir escogiendo enlazar burbujas inmobiliarias con rescates bancarios. It's up to us ...

 

 

OTROS POSTS SOBRE TEMAS CONEXOS QUE QUIZÁS TE INTERESEN: 

08/12/14

DOCUMENTAL TVE: CASAS VACIAS, GENTE SIN CASA

1417193351_279958_1417193766_noticia_normal.jpg

Recientemente Documentos TV de TVE ha empezado a emitir (primero a altas horas de la noche, después en prime time y ahora disponible en TVE A la Carta) dos grandes documentales sobre vivienda en los que me consta que llevaban meses trabajando.

Del primero, denominado CASAS VACÍAS, LAS NUEVAS RUINAS ya he hablado en un post anterior de este blog de sus muchas virtudes y de alguna de sus carencias. 

El segundo, y de momento último, se denomina CASAS VACÍAS, GENTE SIN CASAAsí como el primero se dedicó más al fenómeno físico (devastación del territorio y patrimonio físico ocioso e insostenible), este segundo se ha dedicado a las cuestiones sociales (millones de personas pobres mal alojadas o en la calle, a la vez que el contribuyente rescata con cientos de miles de millones de euros a bancos que desahucian a discreción).

Este segundo documental tiene la misma calidad que el primero, pero es mucho más arriesgado políticamente en la TVE de hoy en día.

No se deja casi nada en el tintero. El franquismo queriendo hacer propietarios hipotecados por motivos económicos, pero sobre todo políticos (de prolerarios levantiscos a propietarios sumisos, Falange dixit). Las políticas públicas de vivienda, franquistas y democráticas, al servicio de la propiedad de vivienda libre, en vez de dedicadas al alquiler asequible, como ha ocurrido durante décadas en el resto de la UE. La burbuja financiera y sus damnificados, los más débiles. La reacción social a través de la PAH. La okupación, cada vez más frecuente en ciertas coronas metropolitanas españolas. Las opiniones de los expertos académicos. La apelación a otros modelos de gestión habituales y exitosos en la UE. Etc. En definitiva, un documental muy completo y muy valiente. Algo necesario en los tiempos en los que estamos de muerte de un régimen, cuando el siguiente aún es un non nato.

Sea como fuere, y como hice con el primer documental, algunos matices que me parece que deberían haber estado presentes de alguna manera en el documental.

En primer lugar, no todas las Administraciones Públicas españolas han hecho siempre mal las cosas en materia de vivienda. Soy muy partidario de estar atento a lo que se ha hecho bien durante décadas en otros lugares de la UE. Pero no creo que se deba despreciar prácticas de vanguardia en materia de vivienda que en este documental ni se han citado. Hablando de vivienda vacía y alquiler asequible me parece especialmente poco justificable la no mención a programas como Bizigune vasco, el Avalloguer catalán o (con todos sus defectos) la RBE estatal. Tampoco comprendo como no se ha citado el uso sistemático que del derecho de superficie se ha hecho en algunas CCAA (Euskadi) y ciudades (Donosti y Barcelona). Veo muy bien que se cite a mis admirados amigos de Sostre Civic y que se apele a la sociedad civil auto-empoderada en materia de vivienda. Esto es parte de la solución a nuestros problemas habitacionales. Pero no creo que, por omisión, se pueda descalificar toda la acción pública de las últimas décadas. O que la única acción pública reciente que se cite expresamente sea el ejercicio de potestades sancionadoras (Terrassa), necesarias, pero no suficientes. Llevo ya unos cuentos años defendiendo en este blog que la solución a nuestros problemas de vivienda necesitan de una buena combinación de buenas políticas públicas y sociedad civil que toma en sus manos una parte de su destino a través de entidades profesionales, sin ánimo de lucro, que trabajan por el bien común y que colaboran con la administración. Así que no soy sospechoso de ser solo estatalista y contrario a la acción de la sociedad civil en materia de vivienda. Ahora bien, debemos ser claros, las Administraciones Públicas españolas han actuado millones de veces en materia de vivienda, con algunas decenas de miles de buenas acciones. Y nuestra sociedad civil, hasta la fecha, no pasa de unas pocas centenas de actuaciones, no todas ellas loables al 100%.

Otra cuestión que he echado de menos en este documental es la cita a la conexión entre políticas públicas de vivienda y las sociales. Ambas están muy íntimamente ligadas o, al menos, deberían estarlo. Máxime en estos momentos de emergencia habitacional. No habría estado de más citas que algunas CCAA hoy tienen cajas de ahorros muy saneadas, políticas públicas de vivienda casi europeas, políticas sociales (que incluyen ayudas económicas para el pago de alquileres) genuinamente europeas y niveles de desahucios mucho menores que los que se dan de media en el territorio español en estos momentos. La política de vivienda no es solo económica. Tampoco solo social. Se deben combinar ambas perspectivas con la territorial y medioambiental. Y en este documental alguna mención se tendría que haber hecho a la necesaria buena mezcla entre políticas de vivienda y políticas sociales: housing first, alquiler asequible, ayudas y servicios sociales, itinerarios de insercción laboral, etc.

Y finalmente, otro matiz que sería bueno haber introducido para ayudar a evitar que en el futuro haya una nueva burbuja devastadoras, es que la responsabilidad no solo ha sido del mercado financiero (la primera y más grande) o de la política y el estado (la segunda y no menor). Muchos ciudadanos se sobre-endeudaron y tenían conocimientos suficientes como para saber que su comportamiento estaba siendo muy arriesgado en términos económicos. No estoy hablando de la parte de la población con menos renta y preparación. Sino de ciertas clases medias con recursos económicos e intelectuales suficientes como para haberse comportado de una manera más racional. Para mi esta tercera responsabilidad es la menor. Pero a futuro necesitamos que la población haga una revisión crítica de sus pasados hábitos de consumo y endeudamiento. Pues, en caso contrario, corremos el riesgo de que cierta gente, pensando que la culpa ha sido solo de banqueros y políticos, se comporte en las próximas décadas de una manera que favorezca la creación de la próxima burbuja de cemento, ladrillos, hipotecas, rescates bancarios y desahucios.

Sin perjuicio de todos estos matices, mi más sincera enhorabuena a Marisol Soto Romero, la cabeza del equipo que ha producido estos dos magníficos documentales que hacen que uno se reconcilie, aunque sea parcialmente con la TVE como servicio público. 

 

 

 

OTROS POSTS SOBRE TEMAS CONEXOS QUE QUIZÁS TE INTERESEN: 

06/12/14

DOCUMENTAL TVE: CASAS VACIAS, LAS NUEVAS RUINAS

 

vivienda,urbanización,vivienda vacia,ruinas,tve,documentos tv

 

Recientemente Documentos TV de TVE ha empezado a hacer público una serie de grandes documentales en los que llevan meses trabajando.

El primero, denominado CASAS VACÍAS, LAS NUEVAS RUINAS describe con precisión los efectos en el territorio, la sociedad y la economía de la parte de la burbuja que podemos llamar de segunda residencia o urbanización difusa. Un trabajo minucioso, documentado y bien soportado por imágenes, testimonios de afectados y opiniones de expertos. Un trabajo que a uno le reconcilia con la TV pública de la Administración General del Estado.

No ocultaré que he echado de menos alguna valoración sobre el cómo y porque se llegó a esto. Y la explicación no se encuentra solo los políticos corruptos y los ayuntamientos que se financiaron con el ladrillo (lo que se cita en el documental). Algún comentario sobre quien financió esta locura habría sido oportuno. Sobre todo si tenemos en cuenta que no solo la banca, fondos y family offices españolas estuvieron implicados. Sino que la burbuja habría sido imposible (de todo punto) sin la financiación especulativa de alemanes, franceses y otros países, que ahora, con un cierto cinismo, se sorprenden de los resultados. E incluso, nos impiden tomar medidas estructurales sobre este fenómenos. Recordemos cuando la UE dijo expresamente que ni SAREB ni MEDE tienen nada que ver con la reconversión de nuestro parque de vivienda vacía en un parque de vivienda de alquiler.

Sea como fuere, recomiendo encarecidamente la visión de este documental. Cualquier personas sensible debería acabar su visionado diciéndose a si mismo y a otros: ¡ nunca más !.

 

 

 

OTROS POSTS SOBRE TEMAS CONEXOS QUE QUIZÁS TE INTERESEN: 

04/12/14

LA VIVIENDA QUE QUEREMOS. XXII SEMINARIO DE ARQUITECTURA Y COMPROMISO SOCIAL. ESCUELA ARQUITECTURA DE SEVILLA

AA-web-1024x722.png

La semana pasada estuve en Sevilla en el XXII Seminario de Arquitectura y Compromiso Social en la Escuela de Arquitectura de la capital andaluza.

No es habitual que los arquitectos reflexionen sobre las políticas públicas de vivienda que necesita la ciudadanía. Es de agradecer que haya arquitectos que tengan preocupaciones más allá de la forma y de la arquitectura de autor. Entre ellos están, sin duda, los amigos y amigas de Arquitectura y Compromiso Social que en Andalucía llevan ya más de 20 años estudiando, reflexionando y trabajando sobre la vivienda que necesita la sociedad a la que sirven.

Me pidieron que realizará una ponencia marco, para después dar paso a una mesa redonda con dos gestores públicos de vivienda andaluces: el Director General de Vivienda de la Junta de Andalucía Antonio Ibañez Piefort y el Gerente de VISOGSA (sociedad pública de la Diputación de Granada) José Ramón Jiménez Domínguez. A los tres nos moderó el maestro Luis Gonzalez Tamarit

Presenté esta ponencia. Una puesta al día con cierta adaptación al marco andaluz de una ponencia que ya he defendido en varios lugares. No es pereza. Es que solo tengo un conjunto de ideas sobre como deberíamos modernizar nuestras políticas públicas de vivienda. Me adapto a los tiempos (obviamente) y a los territorios (hago lo que puedo). Pero no dejo de ser la misma persona que opina sobre una política pública que estructuralmente es muy parecida desde hace décadas.

 

 

También está disponible el vídeo de la sesión completa (mi ponencia y la mesa redonda). La calidad del vídeo es aceptable. Pero la del audio en varios tramos del archivo hace difícil el seguimiento del debate.

 

Y Reyes Gallegos directora de La Ciudad Viva ha hecho un resumen de la jornada en su conjunto que es de mucho interés.

Como las últimas veces que he estado por Andalucía he intuido algunas cosas muy interesantes y otras de no tanto. En parte, puede deberse a que lo nuevo convive siempre con buena parte de lo viejo. Aunque también puede ser que yo perciba las cosas de manera errónea.

Sea como fuere, veo a una Junta de Andalucía centrada, no sin debates internos, en el aggionarmento de los equipos y activos de la propia Junta (sirva de muestra su nuevo plan de vivienda), la función social de la propiedad de vivienda (téngase en cuenta la interesante Ley 4/2013 sobre la función social de la vivienda), en la mediación y el alquiler para las personas y familias con más necesidades (téngase en cuenta el Programa Andaluz de Defensa de la Vivienda), la movilización de vivienda vacía (de particulares y de entidades financieras) y en las formas de acceso a una vivienda digna alternativas a la propiedad y con cierta capacidad de resultar antiespeculativas (derecho de superficie, cooperativas de alquiler, autoconstrucción, etc). Pueden lo que pueden, pues la dispersión competencial, la falta de presupuestos públicos, la tibieza del arco parlamentario y político andaluz y los recursos del Gobierno de la Nación ante el Tribunal Constitucional no dejan mucho margen para las alegrías. Pero, al menos, se ve que hay quien quiere poner en pié una política de vivienda orientada al acceso a una vivienda digna y no solo a la producción de PIB, la creación de empleo y el florecimiento del crédito.

Como otras veces que he ido a Andalucía en los últimos años, veo a las diputaciones y ayuntamientos total y absolutamente sobrepasados. Entre los empleados y directivos públicos hay de todo. Buenos, malos y regulares. Pero es evidente que unos equipos y entidades mal dotados para la compra/urbanización/edificación/venta poco pueden hacer en el actual momento de emergencia habitacional. Lo digo con respeto, pero también para ilustrar el momento. No es infrecuente escuchar a gestores públicos locales decir que ellos están para edificar y vender viviendas que le den beneficios a los ayuntamientos. Y que, por lo tanto, ellos no están para gestionar parques de alquiler, máxime si esos parques implican realizar trabajo social sobre inquilinos en riesgo de exclusión social. No me estoy refiriendo a los que vi en esta ocasión en Sevilla. Pero he visto caras de directivos pálidas, cejas arqueadas y hombros encogidos mientras se lamentan de que les están pidiendo cosas para las que no han sido nombrados. Todo hay que decirlo, lo que es innegable es que nadie los ha formado y dotado. Y casi nunca han sido liderados para operar este necesario y a la vez fenomenal cambio de orientación en la gestión.

Dicho todo esto, Andalucía parece estar mejor que otras CCAA. Hay conflicto. Hay debate. Hay ensayos. Hay intentos. Hay polémica. Frente al encefalograma plano de otras muchas CCAA, hoy en políticas públicas de vivienda Andalucía está tratando de ser vanguardia. A diferencia de otras CCAA con muchos más medios y parecidas necesidades sociales. 

Seguro que en los próximos meses vuelvo a pasarme por esta tierra. Estar conectado profesionalmente a lo que en ella pasa ahora es extraordinariamente excitante.

 

OTROS POSTS SOBRE TEMAS CONEXOS QUE QUIZÁS TE INTERESEN: 

11:50 Anotado por: Javier Burón Cuadrado en Economia, Politica, Vivienda, Urbanismo, OT y MA | Permalink | Comentarios (0) | |  del.icio.us |  Facebook | | | |

02/12/14

LA MAREA PREGUNTA: ¿PUEDE UNA EMPRESA PRIVADA SIN ANIMO DE LUCRO AYUDAR A LA ADMINISTRACIÓN Y A LA ECONOMÍA SOCIAL?

B3eZoD_CEAAnur_.png

La Marea, un medio de comunicación que es una cooperativa de periodistas y lectores (y del que ya os he hablado en este blog, pues yo mismo soy, junto con otras personas, cooperativista-lector) ha publicado en su último número, el de diciembre, un artículo sobre la empresa que gerencio: Urbania ZH Gestión.

Concretamente ha publicado un artículo titulado NUEVOS MODELOS: UNA EMPRESA PRIVADA SIN ANIMO DE LUCRO. Urbania ZH Gestión trabaja con entidades públicas, cooperativas y del tercer sector.

En este artículo definen con bastante precisión a que nos dedicamos en estos momentos y a que nos queremos dedicar.

De la misma manera, también definen con acierto cual es nuestra visión, misión valores: ayudar desde una entidad privada sin ánimo de lucro a profesionalizar la gestión de lo público, lo cooperativo y el tercer sector, impidiendo que otros se atribuyan un falso monopolio sobre la eficiencia y eficacia que necesita cualquier tipo de gestión.

Todo ello está íntimamente relacionado con una serie de posts que he publicado en los últimos dos años y a los que me remito por si alguien tiene interés en bucear en la materia (listado de abajo).

Sea como fuere, reconforta saber que hay jóvenes periodistas (Brais Benitez y Daniel Allyón) a los que les entregas un tochazo y te devuelven un artículo fluido y a la vez muy consistente.

 

 OTROS POSTS SOBRE TEMAS CONEXOS QUE QUIZÁS TE INTERESEN:  

30/11/14

DEBATE SOBRE POLÍTICAS DE VIVIENDA EN "A VIVIR QUE SON DOS DÍAS" DE LA CADENA SER

nuevo-vivir-dias-Javier-Pino.jpg

Esta mañana he participado en un debate sobre las políticas públicas de vivienda en España junto con el magistrado José María Fernández Seijo, la economista y activista social Carme Trilla, la arquitecta y también activista social Itziar Gonzalez Virós y los periodistas Javier del Pino y José Martí Gómez en el programa "A vivir que son dos días" de la Cadena SER.

Muchas voces en algo menos de 45 minutos. Pero creo que hemos "bailado" bien todos juntos.

No solo hemos diagnosticado el desastre. También hemos propuesto medidas para la esperanza.

Por si es de interés, dejo aquí el audio

 

OTROS POSTS SOBRE TEMAS CONEXOS QUE QUIZÁS TE INTERESEN: 

 

23/11/14

¿PORQUE LOS NIVELES DE DESAHUCIOS SON DIFERENTES ENTRE CCCAA?

1383692401_740215_0000000000_noticia_normal.jpg

Al inicio de esta semana Pepa Bueno (Hoy por hoy, Cadena SER) me preguntaba, en tanto que colaborador de Agenda Pública, sobre las razones de las diferencias entre CCAA en materias de desahucios. llamar la atención el alto nivel de desahucios en Comunidades que solemos considerar como de renta alta y los índices algo menores en algunas Comunidades que solemos considerar de renta baja.

No tengo certezas absolutas, pero si algunas ideas al respecto. Y esto fue lo que el dije a Pepa.

 

OTROS POSTS SOBRE TEMAS CONEXOS QUE QUIZÁS TE INTERESEN: 

12:12 Anotado por: Javier Burón Cuadrado en Vivienda, Urbanismo, OT y MA | Permalink | Comentarios (0) | Tags: desahucios, ccaa, pepa bueno, hoy por hoy, vivienda | |  del.icio.us |  Facebook | | | |

19/11/14

ENTREVISTA EN TELE7 SOBRE PROGRAMAS MUNICIPALES DE MOVILIZACION DE VIVIENDA VACIA HACIA EL ALQUILER ASEQUIBLE

IMG-20141119-WA0002.jpg

La semana pasada estuve en Tele7 para una entrevista junto con Alvaro Parro, alcalde de Balmaseda, sobre los esfuerzos que varios ayuntamientos de Bizkaia están haciendo en materia de movilización de vivienda vacía hacia el alquiler asequible.

Y lo primero de todo, como decía en un post reciente, es medir y clasificar lo que se tiene entre manos en cada municipio y comarca.

En la empresa que yo gerencio, Urbania ZH Gestión, llevamos meses trabajando en la materia con los ayuntamientos de Leioa, Ugao y Balmaseda. Esperamos que en breves fechas se incorporen algunos otros ayuntamientos cántabros, vascos, navarros y catalanes con los que estamos intercambiando puntos de vista.

Y sea como fuere, lo haga quien lo haga, y se haga como se haga, lo primero de todo para poder movilizar vivienda vacía hacia el alquiler asequibles es saber donde está, como está y cuanta de ella es alquilable a corto plazo. La clave, con todo lo importante que sea, no es cuanta vivienda está vacía, sino el nivel de alquilabilidad de la misma. Cuanta se puede convertir en poco tiempo y con un esfuerzo razonable por parte de todos en un alquiler asequible.

Todas las Administraciones Públicas deben trabajar en este asunto. Pero ha llegado el momento de la tracción local. Ojalá que sean muchos los consistorios que se pongan manos a la obra con un tema que por motivos sociales, medioambientales y económicos no puede seguir en el mismo estado que está en estos momentos.

Por si es de interés, dejo el vídeo del programa aquí.

 

 

 

OTROS POSTS SOBRE TEMAS CONEXOS QUE QUIZÁS TE INTERESEN: 

15/11/14

LOS RETOS ENERGÉTICOS Y EL PAPEL DE LA VIVIENDA SOCIAL. Jornadas anuales de Visesa y la AVS Euskadi.

Cabecera Vivienda web NUEVA(1).jpg

Hace unos días asistí a las últimas jornadas anuales de Visesa y la AVS Euskadi, en este caso dedicadas a la actualidad de la edificación, la rehabilitación y la regeneración urbana.

Concretamente las jornadas se denominaron LOS RETOS ENERGÉTICOS Y EL PAPEL DE LA VIVIENDA SOCIAL. Este era el programa y estos los ponentes. Y el siempre eficaz equipo de Visesa ya ha colgado todas y cada una de las presentaciones realizadas en las jornadas.

Las jornadas estaban orientadas hacia profesionales de la arquitectura y la ingeniería preferentemente. No tengo los conocimientos técnicos necesarios para seguir en profundidad todas las ponencias. Y además, no puede estar en el conjunto de las jornadas, sino solo en parte. 

Hechos todas estas salvedades, que quizás dulcifiquen la simpleza de mis dos conclusiones.

Primera. Salí de las jornadas con la impresión de que es más interesante promover edificios de bajo consumo que edificios de consumo casi cero. Al parecer, los técnicos están en disposición de hacer unos edificios extraordinariamente eficientes y eficaces que los habitantes no son capaces de usar adecuadamente. Por ello conviene bajar un poco el pié del acelerador y rehabilitar viviendas o promover nuevos edificios que sean, a la vez, eficientes y utilizables por sus moradores. Sospecho que no en todos los casos el problema son los cuadros de mando electrónicos de complicado uso. Como prueba el hecho de que buena parte de los paneles solares de las viviendas protegidas en España están desconectados por no poder hoy los usuarios pagar el mantenimiento de unas instalaciones que en el futuro les permitirían ahorrar dinero.

La otra impresión con la que marché de las jornadas es que vamos a pagar muy cara la decisión de nuestros políticos de no apostar ni por la banca pública ni por las energías renovables. Parece ser que los Estados de la UE que tienen más parque de vivienda público o sin ánimo de lucro (nosotros estamos a la cola), junto con banca pública o cooperativa (marginal entre nosotros) y usan con más profusión las Energías Renovables que nosotros (estuvimos en vanguardia, pero ahora estamos a la cola), serán capaces de alcanzar antes y mejor los objetivos del Horizonte 2020 de la UE. Esta constatación, no por sabida, es menos dolorosa. Si seguimos en el pelotón de cola en estas materias no solo seremos menos sostenibles ecológicamente. Además tendremos peor calidad de vida. Y nuestra economía será menos competitiva. Preocupante ...

 

OTROS POSTS SOBRE TEMAS CONEXOS QUE QUIZÁS TE INTERESEN: