19/04/13

NUESTRA PRIMERA ADJUDICACIÓN: SAD MANCOMUNIDAD AMPUERO, LIMPIAS, LIENDO, GURIEZO Y COLINDRES

57239f29a5cede5460597fd43a72e976.jpg

(Casa Serafina, Colindres, sede de Mancomunidad de Servicios Sociales)


Esta semana Urbania ZH Gestión ha firmado su primer contrato de gestión de un servicio público.

Concretamente el de gestión del Servicio de Atención a Domicilio de la Mancomunidad de Servicios Sociales de Ampuero, Limpias, Liendo, Guriezo y Colindres (Cantabria).

De esta manera y en solo unos días, hemos pasado de ser tres personas trabajando en los "servicios centrales" de Bilbao a ser veinte personas, tres en la oficina de Bilbao y diecisiete en torno a la oficina que hemos abierto en Colindres.

Esperamos poder elevar la calidad del servicio que reciben los usuarios de la Mancomunidad de Servicios Sociales de Ampuero, Limpias, Liendo, Guriezo y Colindres, ayudar a viavilizar los servicios públicos en la zona, integrar en la cultura del Grupo Zahoz a todo el personal que estamos asumiendo y trabajar con otras Administraciones Públicas cántabras en el conjunto de servicios que ofrece Urbania ZH Gestión.

Hay trabajo por delante. No faltarán fuerzas y ánimos.

 

OTROS POSTS QUE QUIZAS TE INTERESEN:

06/04/13

MEMORIA GRUPO ZAHOZ 2012 2013

memoria zahoz grupo.jpg

 

Por si a alguien le es de interés dejamos aquí el link a la MEMORIA 2012 - 2013 DEL GRUPO ZAHOZ al que pertenece nuestra empresa (Urbania ZH Gestión). Es un documento en el que se da buena cuenta de a que nos dedicamos, para quien y con quien trabajamos.


urbania zh gestion mediano.jpg

En lo que a Urbania ZH Gestión se refiere:

  • Gestionamos servicios públicos para conseguir resultados económicos, sociales y políticos, generando riqueza, desde una defensa clara de lo público, innovando los modos de gestión y aumentando la satisfacción ciudadana. 
  • Aspiramos a convertir a las Administraciones Públicas en un agente económico activo al servicio de un modelo de ciudad/pueblo equilibrado, reforzando los servicios públicos e innovando, para caminar hacia la igualdad de oportunidades de la ciudadanía y la sostenibilidad en su triple acepción (económica, ecológica y social). 
  • Desde hace más de una década, estamos especializados en gestionar una amplia gama de empresas/proyectos públicos, sin consumo presupuestario de la matriz, sin plantilla pública, cobrando solo por nuestra  tarea de gestión y garantizando que el 100% de los beneficios de las operaciones (autofinanciables o financiables en el mercado) son para la matriz  pública. 

Este es un planteamiento, de vanguardia, pero ya testado, que creemos que le puede encajar especialmente bien en estos momentos a muchas Administraciones Públicas, políticos y trabajadores públicos.


OTROS POSTS QUE QUIZAS TE INTERESEN:

 

14:51 Anotado por: Javier Burón Cuadrado en Gestión pública | Permalink | Comentarios (0) | |  del.icio.us |  Facebook | | | |

03/04/13

REFORMA LOCAL: ¿JIBARIZAR O CONVERGER CON LA UE?

el-correo.png

El diario EL CORREO ha publicado en su sección de Opinión un artículo sobre la reforma de la administración local que está siendo tramitada en estos momentos por el Gorbierno. Reproduzco a continuación el texto del artículo (dado que este diario no cuelga en su web los artículos de opinion).


En recientes fechas el Consejo de Ministros debatió el Anteproyecto de Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local. El asunto ha provocado mucho ruido mediático dirigido hacia asuntos secundarios (vg. retribuciones de los políticos locales). Pero no se ha atendido como merecen asuntos de la máxima relevancia para nuestro modelo de estado, nuestros servicios públicos y el futuro de nuestros pueblos y barrios. El Anteproyecto diseña una reestructuración total del mundo local, partiendo de la existencia de duplicidades y solapamientos (no demostrados, pues los informes del Ministerio de Hacienda y AAPP no aportan dato alguno), utilizando herramientas que paso a describir someramente.

En general, a todos los ayuntamientos se les somete a un recorte competencial severísimo, de forma que la mayoría se van a dedicar a unas pocas tareas básicas, a modo de portero de finca. Por su parte, los Ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes corren serio peligro de ser intervenidos, en algunos casos casi sine die. Y los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes, si gozan del favor de sus CCAA, podrá recibir una serie de competencias delegadas por estas (muy centradas en medio ambiente, servicios sociales, educación, cultura, deporte y actividad económica), en teoría acompañadas de la financiación suficiente. Eso sí, trufadas con todo tipo de controles (incluso políticos o de oportunidad) de las CCAA y el Estado.

El nudo gordiano de este Anteproyecto estriba en que las tareas que ahora realiza el sector público local, si no se hacen hoy ya con equilibrio presupuestario y sostenibilidad financiera (algo más que probable en muchos casos, habida cuenta de la endémica infrafinanciación de lo local por parte de lo autonómico y lo estatal), corren el peligro de desaparecer (así se contempla expresamente para las competencias impropias y la actividad económica local), ser provincializadas (especialmente en el caso del jugoso paquete que forman residuos, aguas, obras públicas, transporte e infraestructuras), con todo lo que esto significa dada la incapacidad general de muchas diputaciones y la endémica corrupción de otras, o ser traspasadas a la gestión indirecta (a empresas privadas con ánimo de lucro), con las repercusiones que esto tendrían sobre la cantidad, calidad y acceso a nuestros servicios públicos.

El Anteproyecto incrementa severamente las facultades de control presupuestario, económico, financiero y contable del Estado. Por otra parte, se desconfía de la cooperación voluntaria entre administraciones locales (vg. posibilidad de disolver mancomunidades provincializando sus servicios o refuerzo del control sobre los consorcios ya existentes). Y en general, se impone la coordinación de competencias de arriba hacia abajo, de forma que los ayuntamientos, incluso en el marco de sus propias competencias, van a poder ser coordinados (“disciplinar” llega a decir el texto) por las CCAA y el Estado.

Este Anteproyecto se basa en principios propios de siglos pasados: lo pequeño es malo y lo grande bueno; el control jerárquico conveniente y las redes de cooperación interadministrativa voluntaria sospechosas, cuando no contraproducentes; lo público es caro y lo privado barato. En lo que sí es contemporáneo el Anteproyecto es en considerar que lo público local (comparativamente muy poco endeudado) solo tiene como misión la garantía de la estabilidad presupuestaria y la sostenibilidad financiera pública. Todo lo demás (servicios públicos locales) parece que se subordina al salvamento por el contribuyente  de nuestro sistema financiero que, junto con nuestras familias y empresas, está masivamente endeudado.

Este modelo local, de aplicarse, no será más barato, sino todo lo contrario (como demuestran las privatizaciones realizadas en la UE, muchas hoy  rescatadas por el contribuyente). Está lastrado por taras de inconstitucionalidad (autonomía local). Y considera lo local parte del problema, cuando es parte de la solución.

A futuro, deberíamos transitar por la creación de sinérgicas redes cooperativas voluntarias entre entes públicos locales. Hay que motivar y liderar a los muchos empleados públicos con ganas de aportar. Necesitamos impulsar cooperaciones público-privadas con entidades que garanticen que el contribuyente se queda todo el beneficio económico de las operaciones públicas locales. Me estoy refiriendo al trabajo de lo público local con empresas privadas y cooperativas de profesionales que trabajen sin más ánimo de lucro que pagar a sus trabajadores. Necesitamos una banca pública a la europea. Tenemos necesidad de unos ayuntamientos, que respetando elementales reglas de eficacia, eficiencia y equilibrio económico, lejos de ser jibarizados, ayuden a dinamizar la economía local a través de servicios y actividades económicas públicas o público-privadas susceptible de crear empleo, recaudación fiscal e ingresos adicionales para nuestros ayuntamientos. Bueno sería en esto converger con la UE. En nuestras manos está.


OTROS POSTS QUE QUIZAS TE INTERESEN:

14:35 Anotado por: Javier Burón Cuadrado en Derecho Público, Gestión pública, Politica | Permalink | Comentarios (0) | |  del.icio.us |  Facebook | | | |

27/03/13

CDU: VIVIENDA, POLÍTICAS TOXICAS Y POLÍTICAS NECESARIAS.

130225_CDU_Vivienda.jpeg

El pasado 25 de febrero participé en un interesante encuentro, organizado por el Club de Debates Urbanos, sobre las políticas de vivienda titulado VIVIENDA: POLITICAS TOXICAS, POLITICAS NECESARIAS. 

Del mismo dan noticia las webs del Club de Debates Urbanos, Paisaje Transversal y Pólítica de Vivienda Social. En la referencia de PT se adjunta el vídeo de las casi tres horas que duró el debate. Y hay que destacar como merece que en este acto se presentó el Decálogo por una vivienda digna de ATTAC Madrid (texto del que ya di noticia y opinión en este blog hace unas semanas).

Al debate fuimos convocados: 

  • Julio Rodríguez. Expresidente del Banco Hipotecario, expresidente de la Caja de Granada,  miembro de economistas frente a la crisis  y vocal del CDU.
  • Alejandro Inurrieta. Economista y expresidente de la Sociedad Pública de Alquiler.
  • Ada Colau. Portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.
  • Pablo Jiménez. Licenciado en Derecho. Miembro de ATTAC Madrid.
  • Y yo mismo, que fui presentado como socio de Urbania ZH Gestión y exviceconsejero de vivienda del Gobierno Vasco.
  • Fuimos moderados por el arquitecto Fernando Fernandez Alonso.

Mi impresión general del debate es que, en materia de vivienda, como en otras tantas, la socialdemocracia española ha traicionado su propio ideario permitiendo una casi total mercantilización del derecho a la vivienda que, hasta la fecha, afortunadamente no hemos conocido en otras políticas públicasbásicas (sanidad, educación, etc). Por su parte, la izquierda a la izquierda del PSOE ha esgrimido un programa político en materia de vivienda sustancialmente socialdemócrata que ha sido tildado de utópico y poco serio por socialdemócratas, democratacristianos y neoliberales. A su vez, la sociedad civil indignada y activa, poco a poco va exigiendo la tutela del derecho a la vivienda, teniendo en cuenta las mejores prácticas públicas europeas y autonómicas españolas y explorando vías comunitarias o populares de tutela del derecho a la vivienda, al margen de lo estatal. En los pasados años líderes sociales, expertos y políticos más o menos zurdos, en materia de vivienda, estamos siendo pasados a cuchillo por el proyecto neoliberal y la apatía socialdemócrata. Pero, me da la impresión de que la perplejidad hace mucho tiempo que dejo paso a la indignación, esta a la reacción y de ambas se está pasando ahora a la acción socio-política espero que fructífera.

En las casi tres horas de debate creo que se vieron estas tesis, antítesis y síntesis con mucha vivacidad. Especialmente interesante fueron los intentos de Julio Rodriguez Lopez por explicar como funcionan mercado y estado en materia de vivienda. No para hacer crecer la sensación de impotencia de muchos de nosotros o por connivencia suya con muchas de las prácticas al uso, sino como instrumento al servicio de la transformación social (conocer para poder cambiar). Reveladores fueron los testimonios de Alejandro Inurrieta sobre el poder de los lobbies y su capacidad en España para condicionar las políticas sociales y económicas al servicio de los intereses cortoplacistas y contraproducentes del complejo financiero-inmobiliario. Y muy claros, contundentes y honestos fueron los postulados esgrimidos por Ada Colau en nombre de parte de la sociedad civil que está hasta la coronilla de políticos, gestores públicos y medios de comunicación al servicio del citado complejo financiero-inmobiliario.

 

vivienda-cartel_presentacion_decalogo1.jpg

En lo que a mi papel en la mesa de debate se refiere, diré que fundamentalmente empleé mis intervenciones para hablar de alquiler, partiendo de una pregunta inicial: ¿QUE PASA EN ESPAÑA PARA ESTEMOS A LA COLA DE LA UE EN ALQUILER SOCIAL, PUBLICO O ASEQUIBLE? 

Partí de una serie de datos absolutamente inexplicables en términos europeos: solo un 10% de alquiler en el parque total de viviendas; menos de un 1% de vivienda social en alquiler. Y entre 3 y 6 millones de viviendas vacías (de un total de unos 25.5 millones de viviendas -uno de los porcentajes de vivienda por cada 1000 habitantes más altos de toda Europa-), en el mismo momento que se produce una emergencia habitacional-humanitaria con cientos de miles de familias desahuciadas.

Traté de poner de relieve la relación inversa que existe entre porcentaje de personas viviendo en propiedad en una sociedad y PIB. Frente a lo que ciertos lobbies nos hacen creer en España, los países de la UE con máyor PIB y nivel de desarrollo son países con los más altos niveles de alquiler de nuestro entorno. Y viceversa.

Insistí en que el bajo parque de alquiler español no es, en absoluto, un problema cultural. Salvo en lo que se refiere a la falta de cultura financiera (que tampoco es casual del todo). Sino que más bien estamos ante un asunto impuesto política, mercantil, mediática y académicamente. A tal efecto, recordé el papel del Movimiento y el Ministerio de la Vivienda (propietarismo como antídoto político frente a la revuelta y voluntad de hacer de los proletarios sediciosos, propietarios adocenados). De la misma manera, comenté la importancia del pacto entre Estado, bancos y promotores inmobiliarios que precedió a la Ley Suelo 1956: propietarismo como garantía hipotecaria/estatal para la banca, factor que evita realizar gasto público y que permite la urbanización (así como un lucro del propietario del suelo -terratenientes rurales y rentistas urbanos- y del promotor absolutamente desmedido). Es al final del franquismo, cuando se empieza a dar forma a eso que algunos después han llamado "España, una, grande y urbanizable".

Expliqué que, a mi juicio, desgraciadamente la Constitución 1978 no supuso en materia de vivienda una ruptura real respecto del franquismo, sino solo un distanciamiento meramente semántico.

Refiriéndome a los tiempos más recientes, expliqué que ni la legislación/política hipotecaria o fiscal española han hecho otra cosa que favorecer un peligroso monocultivo: vivienda libre en suelo urbanizable, en la que se subroga el crédito promotor en hipoteca particular sobre vivienda en propiedad. Lo cual, en un contexto internacional de conversión de la vivienda en un producto financiero respaldado por capitales especulativos nacionales e internacionales (en nuestro caso, sobre todo alemanes y franceses) no hizo sino agravar las tendencias inflacionistas de nuestro sistema urbanistico-residencial, dando lugar a nuestra conocida y descomunal burbuja inmobiliaria.

Comenté que, como consecuencia de todo lo anterior, en España no hemos tenido unas políticas públicas de alquiler dignas de ese nombre y los recientes intentos de introducir buenas prácticas (a la europea) parece que se van a ver laminados, con la excusa de la crisis. De hecho, en estos momentos, lejos de utilizar la poca vivienda pública en alquiler que tenemos para ayudar a paliar los efectos más graves de la crisis habitacional (menos de 125.000 unidades que, en muchos casos, están siendo vendidas a la empresa privada), muchas sociedades públicas de suelo y vivienda están siendo saqueadas por el mercado y liquidadas por el poder público.

Descrito el desastre, cabe preguntarse ¿COMO PODEMOS SOLUCIONARLO? Y yo aporté las siguientes propuestas, mucho más enfocadas a las reformas estructurales que a los acuciantes problemas humanitarios que afrontamos a corto plazo (para los que me basta y me sobra con las propuestas de mínimos de la PAH que suscribo de forma integra).

  1. Presión social, política, mediática, intelectual y electoral.
  2. Reforma de ley hipotecaria. Necesitamos menos créditos, en plazos más cortos y con tipos de interés no demasiado bajos. En contra de los voceros oficiales, estas medidas favorecerían el acceso a la vivienda (deflactarían el precio en compra). También necesitamos, como se hace ya evidente para cualquiera, un clausulado menos favorables a la banca (equilibrio entre las partes) y más consistente con la normativa europea en la materia.
  3. Reforma fiscal. Necesitamos eliminar las deducciones fiscales a la compra y traspasar esos incentivos fiscales al alquiler, la rehabilitación, la vivienda protegida, las cooperativas de uso de vivienda y la reconversión energético-ecológica de nuestro parque de vivienda ya existente.
  4. Banca pública, ahorro popular y fondos de inversión privados. Es imperiosamente necesaria la existencia de banca pública finalista (para financiar la lista de cosas que acabo de mencionar en el punto anterior). Tambien necesitamos ahorro popular dirigido a financiar políticas públicas de vivienda, como ocurren en otros países de la UE (vg libvet A o participación de los asalariados en el esfuerzo público en vivienda). Y no vendría mal una regulación de los REITS a la europea, aunque siempre controlando desde el estado el equilibrio entre beneficios fiscales/económicos y aportación al interés general en materia de vivienda/alquiler). El orden en el que hablo de estas cosas (banca pública, ahorro popular y REITS) es para mí importante.
  5. Reforma financiera. Dado que el mercado es incapaz de autoregularse y, cada vez que hay dinamismo económico, tiende a financiar más vivienda de la necesaria y con una lógica muy especulativa, necesitamos introducir limites legales al endeudamiento inmobiliaria del sistema financiro, así como al nivel máximo de endeudamiento familiar vinculado a la vivienda. Como ya están haciendo varios países de la UE.
  6. Políticas públicas de movilización de vivienda vacía (entre 3 y 6 millones de un total de menos de 25.5 millones de viviendas):                                                                                   
    • creo en el palo y la zanahoria
    • es decir, creo en las sanciones, impuestos, multas, alquiler y venta forzosa, expropiación, derribos, etc (algo muy al uso entre nuestros socios de la UE)
    • y también en las subvenciones, la rehabilitación, las ayudas al alquiler, los seguros, etc,
    • de entre los dos modelos teórico-prácticos habidos hasta la fecha (SPAvs.Bizigune), creo que ambos juegan un papel, pero el primero es más una programa de dinamización del mercado privado y el segundo uno de alquiler social. Una cierta combinación de ambos sería del máximo interés.
    • parece que vamos a perder una oportunidad con el Fondo Social de Vivienda, el SAREB y el parque de vivienda en manos de los bancos.
  7. Parque público permanente de nuevo alquiler social y público. En España las estadísticas dicen que tenemos un 1% del parque total de viviendas en alquiler público o social. La realidad es que son menos de 125.000 (sobre un total de 25.5 millones y se están privatizando). Por ello, y sin perjuicio de los esfuerzos que haya que hacer en materia de movilización de vivienda vacía hacia el alquiler, es imperativo construir un parque público de alquiler al estilo europeo. Llevamos décadas de retraso. Pero en algún momento hay que empezar. Algunos países europeos están privatizando parcialmente sus parques públicos de alquiler. Pero, desde nuestro menos del 1% hasta el 30% que de media puede haber en la UE el recorrido es aún muy amplio.
  8. Alquiler social, público y asequible como resultado de rehabilitación y regeneración urbana. La conexión entre rehabilitación y alquiler asequible es evidente en muchos países de la UE. Entre nosotros es una rara avis. Debe dejar de serlo.
  9. Ayudas públicas para el pago del alquiler. Lo que aquí hemos conocido brevemente como Renta Básica de Emancipación y que en el resto de la UE es un clásico. El razonamiento es sencillo: ojalá las Administraciones dispongan de suficiente parque público de alquiler para atender a la demanda más necesitada. Pero cuando esto no es el caso (en cierto tiempo o en cierto lugar) debe haber una política de subvención de los alquileres que permita al casero mantener una mínima rentabilidad en el bien que explota y al inquilino un mínimo nivel de dignidad vital. 
  10. Derecho de superficie. Si la administración es propietaria de un suelo, lo cede por casi un siglo a personas que van a vivir en viviendas de su propiedad (o de una cooperativa) y el gasto vivienda/mes/familia se acerca a los 300 euros, de facto, estamos ante un alquiler asequible vitalicio. Por ello, no debemos olvidarnos del derecho de superficie al citar los instrumentos que nos pueden ayudar a converger con la UE en materia de vivienda.
  11. Cooperativas de uso. Son las grandes desconocidas en España, a pesar de tener una historia de muchas décadas en la UE y América. Varias personas forman una cooperativa, adquieren un suelo o un edficio, construyen o rehabilitan y tienen derecho a vivir en las viviendas resultantes en régimen de alquiler. Financieramente es una inversión: quien se quiera ir, vende su participación en la cooperativa y recibe lo que puso más la parte de plusvalías/minusvalías que le corresponda. Operativamente es una forma asequible de acceder a una vivienda, que será una red, en el caso de que muchos edificios estén asociados a la misma cooperativa. En la Europa posterior a la Segunda Guerra Mundial fue una fórmula muy apoyada por el Estado en forma de cesiones de suelos, subvenciones, ayudas financieras y técnicas. Es una fórmula interesantes, pues, a mi juicio, estamos ante algo público (bien común) que no es estatal (administrativo), algo que puede ser muy profesional, sin ser mercantil.
  12. Cooperación público privada en en materia de vivienda asequible. Necesitamos fórmulas que permitan introducir la profesionalización en el mundo de la vivienda pública, sin por ello dar entrada al beneficio privado. Hace meses que defiendo en las redes mi postura técnica en realación a este problema dogmático. Asi que simplemente me remito a los dos textos en los que hablo de este asunto con mayor detalle: 1 y 2. En el caso del urbanismo y la vivienda se trata de encontrar socios profesionales privados que admitan trabajar a cambio de una retribución solo en caso de éxito, pero que tengan claro que el 100% de las plusvalías generadas por el urbanismo y la vivienda pública deben permanecer en manos del sector público.
  13. Aunque suene herético, creo que hay que acabar con los PGOU tal y como hoy los conocemos, pues no sirven para nada (confesable) y no son más que actas notariales del pasado (en vez de planes de futuro). Me sentiría mucho más cómodo con una planificación territorial/económica macro y no vinculante desde el punto de vista jurídico que se complemente con una política de licencias municipales en las que se expliciten los repartos de plusvalías entre lo público y lo privado, con luz, taquígrafos y muchas hojas de cálculo.
  14. Lo cual no lleva al tema de la modificación del reparto de plusvalías y costes entre lo privado y lo público. Hay quien defiende que el 100% de la plusvalía sea pública y el ius edificandi sea una concesión administrativa. No sé si yo defiendo tanto. Pero si repartos de plusvalías/costes equilibrados decididos para cada operación urbanística, sin dejar de tener en cuenta el conjunto. 
  15. Lo cito en último lugar y no es casual. Necesitamos una nueva legislación de alquiler privado. Pero no para desequilibrar completamente la relación entre inquilino y propietario en favor del segundo, como quiere hacer el acatual gobierno. Sino para que el alquiler sea en España un negocio y también una forma de vida. Algo que los sucesivos legisladores españoles no han comprendido. Y de tanto machacar al inquilino, lo hemos convertido en una figura teórica. En casi todos los países de la UE los derechos de los propietarios están protegidos, pero no lo están menos los derechos de los inquilinos y las obligaciones de los propietarios. De resultas de todo lo anterior, en la UE el alquiler es una forma de vida y en España un breve transito hacia la propiedad o un rasgo de disfuncionalidad social (algo que la crisis está cambiando). 
Como se ve, en materia de alquiler (en realidad de vivienda) no creo, para nada, en las soluciones mágicas unívocas. Creo que el secreto está en la mezcla. Y cuantos más elementos seamos capaces de mezclar mejor será el resultado en términos sistémicos (robustez o resiliencia que dicen ahora algunos).
 
Sea como fuere, necesitamos cambios profundos para poder llegar a disponer de una banca, políticas públicas y mercado de alquiler (en realidad, de vivienda) que merezcan el calificativos de aceptablemente europeos.

Y dada la severa crisis de superproducción de vivienda de la pasada década y el ataque brutal que está sufriendo el estado del bienestar en estos momentos (por los mismos que cebaron la burbuja) creo firmemente que es tiempo de RE y CO. (1, 2 y 3).

Hay que agradecer al Círculo de Debates Urbanos de Madrid que haya organizado un debate de tanto interés. Y para mi, que no soy un profesional de esta materia en sentido estricto, estas son ocasiones privilegiadas de poner al día mis ideas y propuestas. Ojalá haya muchos más debates como el del CDU en el futuro. Conocer/debatir para poder transformar.

 


OTROS ARTICULOS DE ESTE BLOG SOBRE TEMAS CONEXOS QUE QUIZAS PUEDAN INTERESARTE:


20/03/13

SENSACIÓN DE ABANDONO (fílmico y literario)

thewire.jpg

En las pasadas semanas he acabado dos cosas que no voy a poder continuar haciendo, ni por emulación, nunca: he visto las seis temporadas de la serie de televisión The Wire de David Simon y me he leído los tres volúmenes de la trilogía Millennium de Stieg Larsson.

936full-stieg-larsson (1).jpg

No puedo ocultar cierta sensación de abandono literario y fílmico. La muerte prematura de Larsson garantiza que no habrá más andanzas de Lisbeth Salander y Mikael Blomkvist, ni de ningún otro personaje de novela negra o social que pudiera salir de la pluma del sueco. Simon sigue vivo (aunque Mills, uno de sus guionistas, acaba de morir también prematuramente) y aún puede darnos tardes de disfrute. Pero viendo la primer atemporada de la excelente Treme, es claro que la ambientada en Nueva Orleans no es genial, como si lo es la ubicada en Baltimore.

Siempre surgen nuevas novelas, cine y TV que a uno le engancha, emociona e interesa. Pero mucho me temo que en este género, "socialnoir" no va a ser fácil llegar a estas cotas con demasiada frecuencia.

Nos queda la búsqueda de nuevos textos/imágenes y el revisionado/relectura de lo ya conocido. No sé si me consuela. Pero es lo que hay. 

  

ARTICULOS ANTERIORES EN ESTE BLOG QUE TRATAN DE ESTE MISMO TEMA Y QUE PUEDEN INTERESARTE:

13:04 Anotado por: Javier Burón Cuadrado en Cine, Literatura, TV | Permalink | Comentarios (0) | |  del.icio.us |  Facebook | | | |

13/03/13

LA GESTIÓN DE LA ENERGÍA: UNA OPORTUNIDAD DE NUEVOS INGRESOS PARA EL SECTOR PUBLICO (3)

on-off.jpg

En posts anteriores (1 y 2) comentabamos que, en el actual contexto en el que algunos tratan de denostar cualquier tipo de empresa pública, muchas Empresas de Servicios Energéticos (ESEs) privadas no atienden adecuadamente los intereses del sector público, cuando trabajan para este. De la misma manera, comentabamos que en el campo de la energía hay enormes posibilidades de ahorro y generación de nuevos ingresos públicos. Afirmabamos que nos parecía del mayor interés para las Administraciones Públicas, sobre todo las locales, la creación de Empresas Públicas de Energía y el lanzamiento de Proyectos Energéticos Públicos. Y finalmente aportábamos un modelo de empresa pública y proyecto energético que a nosotros nos parecía de mucho interés para el sector público, lo que nosotros llamamos Empresa Pública Total y Gestión Integral de Proyectos Públicos, aplicadas ambas técnicas al mundo energético, en forma de generación de ahorros a corto plazo, pero tambien de nuevos ingresos públicos a medio y largo plazo.

Pues bien, si conectamos todo esto con el mundo de las energías renovables (las oportunidades en biomasa, solar, geotérmia, eólica, etc son evidentes para el mundo local público) y la idea de la capilaridad en la producción/consumo de energía, (frente al panorama actual de cuasioligopolio en la generación, transporte y comercialización de energía) tendremos una interesante clave a futuro para las entidades del sector público y la ciudadanía a la que sirven. Dejen de ser consumidores pasivos de una energía que le suministra un reducido grupo de productores, trasnportadores y distribuidores. Pasen a ser consumidores activos que ahorran. Y, superado este primer estadio, ponganse a explotar las fuentes de energía renovable que tienen en su propio entorno territorial. Acerquen con ello al producción al consumo de energía. Generen ingresos para el sector público, reduzcan nuestra huella ecológica y ayuden a aumentar, a escala local, la soberanía energética. Todo ello son grandes conceptos y objetivos, pero si se empieza de forma modesta, pero determinada, a caminar desde lo público y lo local, se puede llegar a ello con toda seguridad. 

También podríamos conectar el ahorro/producción de energía desde lo público local con la idea de los grupos o cooperativas de compradores de energía (bien sean vecinos individuales asociados, bien sean asociaciones de comerciantes y empresarios locales). No solo las Administraciones Públicas locales se pueden organizar para ser consumidores activos y ahorrar o ser productores y autoabastecerse, vendiendo los excedentes. También la ciudadanía puede hacer lo propio. De hecho ya hay notables ejemplos en nuestro entorno (Som Energia en Cataluña o Goiner en Euskadi).

Finalmente, una de las cooperaciones público privadas que consideramos que puede ser de mayor interés es la que se puede y debe establecer entre la Administración Local y las asociaciones locales de empresarios y comerciantes. Todos ellos son grandes consumidores (pasivos, la mayor parte de las veces) de energía. Todos ellos pueden ahorrar y generar ingresos energéticos. En muchas comarcas de nuestra geografía una alianza estratégica en materia energética entre lo público local, los comerciantes y los empresarios implicaría beneficios para todas las partes.

Evidentemente estas combinaciones entre lo público local, los consumidores privados asociados y el comercio y empresariado local solo se podrán hacer en ámbitos en los que la administración pública local, los vecinos y los empresarios tengan un alto nivel de madurez como prestadores de servicios públicos y compradores de servicios privados. Pero lo dejamos apuntado: producir energía pública y consumirla en régimen de cooperativa por parte de los vecinos y empresarios es algo que puede tener mucho sentido en ciertos ámbitos territoriales.

Sea como fuere, el objetivo de los tres post que hemos dedicado a las oportunidades que tiene lo público (especialmente lo local) en materia de energía es, dado que la energía es ya una fuente de ahorro y va a ser una fuente de ingresos nada desdeñable, llamar la atención de cargos y gestores locales sobre las mejores fórmulas de gestión pública de este nuevo campo, así como sobre la conveniencia de generar técnicas que permitan retener buena parte de las plusvalías energéticas generadas por lo público en manos de los contribuyentes. 

Como metáfora (no como paralelismo), pensemos en las plusvalías urbanísticas que el sector público ha regalado injustificadamente en la pasada década al mundo privado y en lo que se podría haber hecho con ellas para el interés general, si legítimante se hubiese retenido una buena parte de esas plusvalías urbanísticas a través de la acción de la economía pública local. 

Nosotros no solo estamos comprometidos con introducir un nuevo lenguaje (proyecto público energético a largo plazo, empresa pública energética, empresa pública total, gestíón integral de proyectos públicos, ahorro, generación de ingresos adicionales, alianzas energéticas entre la administración y el empresariado local, cooperativas de compradores de energía, energías renovables públicas, etc), sino que estamos ya dando los primeros pasos en proyectos de esta naturaleza en el norte de España. Obviamente, nos gustaría aportar a muchos proyectos más.

 

OTROS POSTS QUE QUIZAS TE INTERESEN:

09:24 Anotado por: Javier Burón Cuadrado en Economia, Gestión pública, Politica | Permalink | Comentarios (0) | |  del.icio.us |  Facebook | | | |

11/03/13

LA GESTIÓN DE LA ENERGÍA: UNA OPORTUNIDAD DE NUEVOS INGRESOS PARA EL SECTOR PUBLICO (2)

on-off.jpg

En el post anterior comentabamos que, en el actual contexto en el que algunos tratan de denostar cualquier tipo de empresa pública, muchas Empresas de Servicios Energéticos (ESEs) privadas no atienden los intereses del sector público, cuando trabajan para este. De la misma manera, comentabamos que en el campo de la energía hay enormes posibilidades de ahorro y generación de nuevos ingresos públicos. Y finalmente afirmabamos que nos parecía del mayor interés para las Administraciones Públicas, sobre todo las locales, la creación de Empresas Públicas de Energía y el lanzamiento de Proyectos Energéticos Públicos. 

En ello, creemos que pueden jugar un papel muy interesante lo que nosotros llamamos Empresa Pública Total o la Gestión Integral de Proyectos Públicos. Algo de lo que ya hemos hablado en post anteriores y a lo que nos remitimos. Por resumir, empresas/proyectos públicos sin consumo presupuestario de la matriz, sin plantilla pública, en los que el gestor (salido de una licitación pública) cobra únicamente en caso de éxito y solo por la tarea de gestión (los trabajadores solo por trabajar y los financiadores solo por financier), con un control estratégico total por parte del sector público y garantizando que el 100% de los beneficios de las operaciones (autofinanciables o financiables en el mercado) son para la matriz  pública. 

De lo que estamos hablando es de un conjunto de profesionales privados que trabajemos para la Administración en un proyecto energético a medio y/o largo plazo, como decimos, cobrando por trabajar y solo en el caso de  alcanzar ciertos objetivos previamente pactados. De esta manera, insistimos, las Administraciones Públicas tendrán en todo momento el control de las operaciones energéticas y disfrutaran del 100% de las plusvalías generadas. De lo que estamos hablando es de que las Administraciones Públicas se planteen su política energética a medio y largo plazo, tomen ellas las decisiones estratégicas y dejen la táctica y el trabajo diario para profesionales privados (en el caso de que no dispongan de esos perfiles en su propia organización pública).

Este tipo de empresas y proyectos públicos deberían ser uno de los principales instrumentos a través de los cuales las   las Administraciones Públicas capitalicen el ahorro energético (algo cierto que hay que explotar bien). Pero también, y esta es la parte más novedosa que quizás no está siendo bien explotada en el conjunto del sector público, pueden servir para generar nuevos ingresos públicos, siempre que se enfoque el trabajo a medio y largo plazo, haya el asesoramiento, inversión y financiación adecuadas y se disponga de un liderazgo sólido.

Los ayuntamientos, las mancomunidades, las provincias y la administración institucional local pueden pasar de ser consumidores pasivos de energía a serlo activos (ahorro). Pero también pueden convertirse en agentes activos del mercado energético y producir energía para su propio autoconsumo, vendiendo el excedente y con ello generar ingresos públicos adicioanles. 

Como ya hemos comentado en el post anterior, creemos que este modelo de trabajo de la energía en el mundo público, muy diferente al ofertado por las ESEs al uso, puede ser de gran interés para las entidades asociadas en organizaciones tales como la Federación Española de Municipios y ProvinciasEUDEL, laFederación Navarra de Municipios y Concejos, la Federación de Municipios de Cantabria, la Federación Asturiana de Concejos, la Federación Riojana de Municipios, la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias, la Federació de Municipis de Catalunyao la Asociació Catalana de Municipis.

En un tercer y último post haremos algunos comentarios sobre las conexiones entre la gestión pública local de la energía, las energías renovables, los grupos y cooperativas de consumo de energía y la colaboración público privada en materia energética entre administraciones locales y empresarios locales.

 

OTROS POSTS QUE QUIZAS TE INTERESEN:

09:44 Anotado por: Javier Burón Cuadrado en Economia, Gestión pública, Politica | Permalink | Comentarios (0) | |  del.icio.us |  Facebook | | | |

06/03/13

LA GESTIÓN DE LA ENERGÍA: UNA OPORTUNIDAD DE NUEVOS INGRESOS PARA EL SECTOR PUBLICO (1)

energía,empresas de servicios energéticos,ahorro,ingreso público,cooperativas,asociaciones empresariales,empresa pública total,gestión integral de proyectos públicos

 

No descubrimos nada si decimos que muchas Administraciones Públicas locales y no locales que, hasta la fecha se habían preocupado poco o nada por sus consumos energéticos, con la crisis y los recortes presupuestarios, se están poniendo las pilas en este campo.

Tampoco decimos nada nuevo si constatamos que en estos momentos hay una cierta corriente de opinión que denosta cualquier empresa pública. Ataque que, no solo nos parece injusto por generalizado, sino que en el caso de la energía nos parece extraordinariamente miope. Pues, en este momento, consideramos que hay una necesidad de buenas Empresas Públicas de Energía y Proyectos Públicos Energéticos.

Tampoco contamos nada nuevo si decimos que hay una serie de empresas privadas que están ofreciéndose a gestionar la factura energética de ayuntamientos, mancomunidades, empresas públicas, diputaciones, etc.

Estas empresas, conocidas como Empresas de Servicios Energéticos (ESE), fundamentan su funcionamiento en generar ahorro energético a base, fundamentalmente, de modificar la política de compras, los hábitos de consumo de su cliente y las tecnologías elegidas para iluminar, calentar, refrigerar, etc. Cobran de ese ahorro (facturan en función del ahorro de energía que producen a sus clientes y gestionan desde el minuto cero las partidas presupuestarias dedicadas a la energía por su cliente). Generalmente necesitan que una entidad financiera apoye sus operaciones, pues al cobrar solo del ahorro, no consiguen facturar (otra cosa es la gestión de la partida presupuestaria de su cliente) hasta bien avanzada la operación.

Si se da la circunstancia de que las ESEs consiguen un financiador y convencen a un cliente del sector público, estas prestan unos servicios que son muy apreciados por cargos y directivos públicos. Para estos, estamos ante gente que donde había un gasto de, por ejemplo, 100 consiguen que haya uno de, también por ejemplo, 95 (las cifras suelen ser de la magnitud de las de este ejemplo). Si puede que descubramos algo cuando afirmamos que muchas ESE privadas no están orientadas a las necesidades de sus clientes del sector público.

En mi entorno vemos, al menos, dos tipos de patologías. En primer lugar, las ESE que solo quieren colocar sus productos. Estamos ante proveedores de equipos o tecnología que se disfrazan de consultores energéticos. Y en segundo lugar, hay grandes empresas de obra civil, construcción, ingeniería, etc que, teniendo músculo financiero, ofrecen a clientes del sector público financiación enmascarada de prestación de servicios energéticos.

Por supuesto, esto no quiere decir que todas las ESEs sean nocivas para el sector público. Las hay muy buenas y honestas con su cliente (público o privado). Pero si que nos parece interesante dejar claro que demasiadas ESEs privadas no son más que "bancos" que buscan hacer cautivos a sus clientes del sector público (para "sangrarles" después con otros servicios y productos energéticos o no energéticos) o empresas que quieren colocar a toda costa su "cacharrería" (su tecnología, sea o no la que necesita ese cliente público).

Además hay un aspecto clave que debemos tener en cuenta: cual es el reparto de plusvalías  provenientes de la energía entre lo público y lo privado. Y nos explicamos. Si una serie de profesionales privados le ahorramos a un ayuntamiento, de un total de 100 de gasto energético, 5 unidades económicas, ¿cual es el reparto justo de ese ahorro? Pues bien, no estamos caricaturizando, cuando decimos que muchas ESEs privadas estan ahorrándole 5 unidades al cliente público, pero se están embolsando hasta 25 unidades (pues muchas entidades públicas tienen recorrido en materia de ahorro energético de hasta 30 sobre facturas de 100). Consideramos que ese tipo de reparto no es equilibrado y daña seriamente los intereses del sector privado.

¿Que proponemos para salir de este tipo de situaciones? Creemos que, para que las 30 unidades de ahorro de nuestro ejemplo se queden de forma casi integra en el sectro público, es necesario crear Empresas Públicas de Energía o impulsar Proyectos Energéticos controlados por la Administración (preferentemente la local), gestionadas por profesionales privados, que desarrollen la política energética de esa Administración, pensando solo en el interés general, cobrando solo por su trabajo y sin tocar los beneficios o plusvalías de las operaciones.

Creemos que este modelo de trabajo de la energía en el mundo público, muy diferente al ofertado por las ESEs al uso, puede ser de gran interés para las entidades asociadas en organizaciones tales como la Federación Española de Municipios y ProvinciasEUDEL, la Federación Navarra de Municipios y Concejos, la Federación de Municipios de Cantabria, la Federación Asturiana de Concejos, la Federación Riojana de Municipios, la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias, la Federació de Municipis de Catalunya o la Asociació Catalana de Municipis.

En posts posteriores continuaremos desarrollando esta idea de la gestión pública de la energía, no solo como fuente de ahorro (tal y como hemos hecho en este post), sino también como fuente de nuevos ingresos para el sector público.

 

OTROS POSTS QUE QUIZAS TE INTERESEN:

27/02/13

DEBATE DEL ESTADO DE LA NACIÓN 2013: DESAHUCIOS, HIPOTECAS Y ACCESO A LA VIVIENDA

AR20022013DEBATE07.jpg

He oído por la radio decir a Don Mariano Rajoy Brei, Presidente del Gobierno del Reino de España, en el curso del muy ceremonioso y vacío Debate del Estado de Nación, como justificación de su inmovilismo en relación al drama de los desahucios que ya matan, que no podemos modificar nuestra normativa hipotecaria, pues en el caso de que está fuera menos favorable a la banca y más a los hipotecados, los créditos serían más escasos y caros y el acceso a la vivienda más dificil y oneroso.

Pues bien, ante semejante palmaria falsedad aporto dos datos:

- En los países de la UE en los que las hipotecas están reguladas de otra manera (con más equilibrio entre las partes, incluso siendo frecuente la aquí tan temida dación en pago), es más fácil y barato el acceso a la vivienda. Admito la policausalidad, pero el tema hipotecario juega un papel de primera magnitud. Adjunto gráfico del Banco de Pagos Internacionales que muestra el comportamiento del precio de la vivienda desde el año 1970 hasta ahora el 2008 en varios países desarrollados del mundo.

evolucion-precio-vivienda-1970.jpg

- Las series estadísticas en España demuestren que cuando el crédito hipotecario es más barato, abundante y a más largo plazo la vivienda no baje de precio sino que crece. Adjunto gráfico de Nuño Rodrigo publicado hace unos días en Cinco Días que compara concesión de hipotecas y precio de la vivienda en el periodo 1987-2013 en España. La relación de causalidad, en este caso, es casi absoluta (habida cuenta de nuestro propietarismo, de nuestro desvario fiscal en materia de vivienda y de la anemia de nuestras políticas públicas de alquiler).

6a00d8341c760153ef017c36fd9957970b.jpg

Espero que las falsedades/mentiras del Presidente en materia hipotecaria (que cada uno escoja si el Presidente sabe lo que se tiene entre manos y miente y no sabe lo que dice y yerra) no calen ya más entre la población española. A través de terapia de choque, me parece a mi que la ciudadanía se va curando de una miopía que se traduce en frases tan españolas como "la vivienda siempre sube de precio", "la vivienda en propiedad da seguridad", "es imposible que la vivienda baje", "alquilar es tirar el dinero", "no hay nada tan seguro como el ladrillo", etc. O, al menos, eso espero.

 

PD: de este tema, en mi blog he escrito repetidas veces desde el año. Os dejo algunas referencias: 1, 23 y 4

 

 

OTROS ARTICULOS DE ESTE BLOG SOBRE TEMAS CONEXOS QUE QUIZAS PUEDAN INTERESARTE:


20/02/13

NOTAS DE URGENCIA SOBRE LA PRÓXIMA REFORMA LOCAL: NECESITAMOS UNA, PERO NO EXACTAMENTE ESTA.

 El-ministro-de-Hacienda-y-Administraciones-Publicas--Cristobal-Montoro-.jpg


El viernes pasado el Consejo de Ministros debatió el Anteproyecto de Ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local. Aun tiene que ser informado por el Consejo de Estado, aprobado por el Consejo de Ministros (para convertirse en un Proyecto de Ley), remitido al Congreso y aprobado por las Cortes.

Pero es este el texto legal sobre el que va a pivotar el debate de los próximos meses sobre la reforma de nuestro mundo local.

De forma urgente y provisional comparto una serie de notas y consideraciones sobre lo que dice y no dice el referido Anteproyecto de Ley.

 

OTROS POSTS QUE QUIZAS TE INTERESEN: