20/09/09

IMPRESIONES PREOTOÑALES EN MATERIA DE VIVIENDA PUBLICA EN EUSKADI

3647073.jpg

Desde que he vuelto de vacaciones no he publicado demasiadas cosas sobre las políticas públicas de vivienda en Euskadi. Estoy tratando de coger un poco de distancia. Lo hago con gran placer, no puedo negarlo. Por otra parte, es evidente que las políticas públicas de vivienda han pasado de ser el centro de mi vida profesional a ser uno de mis intereses intelectuales. Eso perjudica por una parte, pues ya no estoy al detalle del día a día. Pero por otra parte puede hasta ser beneficioso, pues un poco de distancia puede que ayude a enfocar las cosas mejor.

A la vuelta de las vacaciones de verano leí que Euskadi estaba a la cabeza de España en materia de vivienda protegida. En concreto, con menos de un 4.5% de su población concentra más del 12% de los visados para nueva vivienda protegida. En realidad, nada nuevo. Ya sabíamos que en reino de los ciegos (vivienda pública española) Euskadi era el tuerto. Pero llama la atención que este tipo de titulares se apliquen con servicial celeridad a nuevo Gobierno Vasco y se le negasen cicateramente a los anteriores ejecutivos. En realidad, el alto porcentaje de vivienda protegida en Euskadi es una obra colectiva de toda la sociedad vasca y en particular de la alavesa. Creo que ni se debía negar la evidencia antes ni tampoco hay que dejar de decir las cosas con claridad ahora. Pero hay ciertas cosas de los "medios" que llaman la atención. Sin más.

En otro orden de cosas, leo que las dos proposiciones de ley de vivienda (con inclusión de la vivienda en alquiler como derecho ciudadano) presentadas por Aralar y EB Berdeak en el Parlamento Vasco han decaido por la oposición del Gobierno del PSE a su tramitación. No puedo sino sentir cierta tristeza, pues creo que un Gobierno Vasco socialista no debería solucionar esto con una faena de aliño para enterrar el debate y el posible avance político, legislativo y cultural. Ya he hablado de esto en el pasado y no me repetiré. Pero uno tiene la sensación de oportunidad perdida como consecuencia de las cosas de los partidos (no confundir con las cosas de la política).

Leo que el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz va a rendensificar los sectores de Salburua y Zabalgana con unas 10.000 nuevas viviendas protegidas a construir a los largo de los próximos años de forma que no se colonice el sur de la ciudad, se de una densidad humanamente cálida a estos dos nuevos barrios (aprendiendo de los errores de Lakua) y se ayude a capear la crisis del ladrillo a los constructores, promotores y trabajadores alaveses (en principio con una cifra de vivienda protegida cercana al 100% del total de nuevas viviendas). Todo mi apoyo a este proceso de progresivo acercamiento al equilibrio urbano, social y económico, siempre que los ritmos sean lo suficientemente pausados como para permitir que la ciudad digiera adecuadamente los sucesivos crecimientos.

Al parecer los problemas de financiación obligan a atrasar los desarrollos de vivienda libre en Vega Galindo - Sestao (incluso se puede llegar a convertir vivienda libre en protegida) y a adelantar los de vivienda protegida. Todo mi afecto y aliento para las personas que están tratando de llevar adelante la regeneración socio-urbanística de Sestao, un proyecto necesario, sea cual sea la coyuntura financiera y económica. Por otra parte, ya no resulta curioso en Euskadi, pero quizás si en el resto de España, que las cajas de ahorros pueden disponer de fondos para financiar nuevos proyectos de vivienda protegida, pero se niegan casi en redondo a financiar vivienda libre. Ahora la vivienda protegida no arruina promotores, sino que los salva. Solo espero que la actual coyuntura no desemboque en un nuevo rebrote especulativo, sino que en el futuro vayamos a una producción razonable de vivienda total, con una intensa cuota de vivienda protegida, más vivienda en alquiler y un reequilibrio territorial en favor de Bilbao Metropolitano y Donostialdea. 

Tambien leo que la fiscalía ha decidido imputar a la teniente de alcalde de Trapaga por indicios de 'mobbing' inmobiliario, coacciones y prevaricación en las protestas vecinales de vecinos de La Arboleda en contra del realojo de una familia gitana de origen sestaotarra. No le deseo a nadie ningún mal y menos aún problemas con la Jusiticia. Pero quien lleva sus intereses electorales tan lejos como para delinquir (presuntamente) debe responsabilizarse de sus actos. Vamos, que cada palo aguante su vela.

Veo que los Alojamientos Dotacionales en Alquiler (creados por la Ley de Suelo y Urbanismo de Euskadi) siguen abriéndose camino. En los últimos años, incluso avant la lettre, se han hecho más de 1.000 y es bueno que, poco a poco, en Euskadi se vaya consolidando una red pública de dotaciones residenciales en alquiler social al servicio de jóvenes, mayores, personas en riesgo de exclusión social, etc. Cosas como estas, si cuajan plenamente, ayudarán también a nuestra convergencia con la UE.

Leo con pena que vizcainos marchan hacia Santander en protesta por el derribo de sus viviendas, ilegalmente construidas, pero compradas de buena fe por ellos. Un problema extraordinariamente complejo al que, quizás, no se le está dando la importancia que merece.

Compruebo con cierta sorpresa que el Gobierno Vasco aprueba las medidas anticrisis del anterior equipo directivo (al que, como sabéis algunos, yo pertenecí), una vez que las criticó en campaña electoral y las derogó nada más llegar al Gobierno Vasco el pasado mes de mayo. Ahora se recupera la idea de alquilar en Bizigune las viviendas nuevas de promotores privados que no las consiguen vender y que acepten 27.000 euros por vivienda a cambio de cederla en alquiler por cinco años. Y en segundo lugar, se recupera la idea de recomprar las viviendas protegidas cuyos propietarios no puedan pagar el crédito hipotecario derivándolos hacia el alquiler social (de nuevo supongo que preferentemente Bizigune). Obviamente apoyo algo que yo mismo ayude a diseñar, pero llama la atención esta ritmo algo errático (ahora derogo, ahora recupero ...). También sorprende que el Lehendakari Lopez le ponga como ejemplo de buenas prácticas en materia de vivienda pública el programa Bizigune al presidente de Cantabria y, al mismo tiempo, los responsables de la política de vivienda en Euskadi reniegen de dicho programa e incluso aspiren a que vaya progresivamente declinando hasta su desaparición, por su, según ellos, alto coste económico. Supongo que lleva un tiempo decidir si uno va a setas o a rolex, pero en la vida, en muchas ocasiones, no se puede ir a la vez a por setas y a por rolex y no queda más remedio que optar. Sea como fuere y como llevo diciendo unos meses, respeto absoluto para los nuevos gestores y deseos de suerte y éxtio en su labor (en la que todos nos jugamos parte de nuestro futuro).

Y finalmente, en este totum revolutum, me ha llamado la atención que en el Senado ya se ha encendido oficialmente la alarma sobre algo que todos sospechabamos: los tipos de interes son extraordinariamente flexibles al alza y rígidos a la baja, utilizándose, en no pocas ocasiones, claúsulas contractuales abusivas de bancos y cajas sobre clientes. Hecho el diagnóstico, es hora de la prescripción farmacológica. Sin dejarlo para los forenses y taxidermistas. Animo a sus Señorías a tomar cartas en este asunto, de forma ponderada y serena, pero decidida.

 

ARTICULOS ANTERIORES EN ESTE BLOG QUE TRATAN DE TEMAS RELACIONADOS Y QUE PUEDE INTERESARTE:

 

Technorati Tags: ,

20:07 Anotado por: Javier Burón Cuadrado en Vivienda, Urbanismo, OT y MA | Permalink | Comentarios (0) | Tags: políticas públicas de vivienda, otoño, euskadi | |  del.icio.us |  Facebook | | | |

Dejar un comentario