23/05/11

INSTRUMENTOS E IMPACTOS DE LAS POLITICAS PUBLICAS DE VIVIENDA EN ESPAÑA (CLASE EN EL CURSO ESPECIALISTA UNIVERSITARIO EN ORDENACIÓN Y GESTIÓN DEL TERRITORIO DE LA UPV-EHU)

asmoz220_13.jpg

Como hago desde hace unos años, esta primavera también he dado clase sobre políticas públicas de vivienda en el Curso Especialista Univesitario en ordenación y gestión del territorio de la UPV-EHU (en colaboración con la Fundación Asmoz).

Os dejo la presentación que he utilizado para la clase. Excede, en cierta medida, el objeto de la misma, pues hay apuntes sobre políticas públicas europeas, españolas y vascas, pasadas y presentes, así como una apuesta (muy personal) sobre la utilización de instrumentos jurídicos y administrativos ya existentes o de posible nacimiento que nos ayudarían a tener unas ciudades y pueblos más equilibradas, humanas y decentes desde todos los puntos de vista.

 

 

Si alguno ha consultado mis presentaciones anteriores, avisar de que esta se parece a las anteriores. Aunque, poco a poco, voy introduciendo modificaciones. Unas impuestas por la actualidad y las novedades que esta nos trae. Y otras como consecuencia de la evoluación de mis postulados jurídicos, sociales, económicos y políticos.

Así entre nosotros, os diré que en la dicotomía estado-mercado sigo siendo un fuerte defensor de la intervención pública en materia urbana, con todo lo que ello conlleva. Pero creo que debemos completar esa dualidad con un tertium genius: la sociedad auto-organizada en el tejido urbano. Cada vez creo más en las potencialidades de la convergencia de unas comunidades urbanas organizadas para trabajar en régimen cooperativo por su vivienda, sus equipamientos y su barrios, que son apoyada por las administraciones y que recurren cuando lo necesita a profesionales y mercado. Supongo que este nuevo acento se nota en mi presentación y en mis últimos escritos.

En lo central, sigo manteniendo la misma tesis: patronal, banca, estado y partidos políticos nada han aprendido de la pasada burbuja inmobiliaria y de la presente crisis y, salvo cambios estructurales a realizar de forma inmediata, se pueden perpetuar las condiciones necesarias para futuros procesos de especulación-burbuja-crisis fuertemente vinculadas al suelo y a la vivienda. Espero estar completamente equivocado, pero la evidencia empírica es bastante testaruda: caminamos con paso firme hacia el siguiente tropiezo en la misma piedra.

 

 

 

ARTICULOS ANTERIORES EN ESTE BLOG QUE TRATAN DE TEMAS RELACIONADOS Y QUE PUEDE INTERESARTE:  

Dejar un comentario